A puerta cerrada (1944) donde el infierno que se nos pinta- una simple habitación de hotel con tres condenados a vivir eternamente- es más empavorecedor que pudieran serlo en la Edad Media las alegorías lammeantes; La pu.ta respetuosa (1946), con un motivo de violencia sexual sobre un fondo de problemas raciales (la sociedad del sur de Estados Unidos, con su moralismo y su racismo, crea la prostituta y el negro, ¿cómo escapar entonces del juicio social y recuperar la propia libertad?); y Las manos sucias (1948), apasionante visión del ambiente de la Resistencia Francesa, figuran entre las piezas dramáticas más representativas de Jean-Paul Sartre.

A puerta cerrada. La pu.ta respetuosa. Las manos sucias de Jean-Paul Sartre

$3.000,00

Ver formas de pago

Aviso importante: Las ventas realizadas entre el 3 y el 14 de octubre se despacharán el 15 de octubre.

Calculá el costo de envío

A puerta cerrada (1944) donde el infierno que se nos pinta- una simple habitación de hotel con tres condenados a vivir eternamente- es más empavorecedor que pudieran serlo en la Edad Media las alegorías lammeantes; La pu.ta respetuosa (1946), con un motivo de violencia sexual sobre un fondo de problemas raciales (la sociedad del sur de Estados Unidos, con su moralismo y su racismo, crea la prostituta y el negro, ¿cómo escapar entonces del juicio social y recuperar la propia libertad?); y Las manos sucias (1948), apasionante visión del ambiente de la Resistencia Francesa, figuran entre las piezas dramáticas más representativas de Jean-Paul Sartre.

Mi carrito