Tato, En fin…, también su fin hace que nos deje un territorio fértil para lo distinto, lo adverso, para la contingen­cia, para la causa, la singularidad, para la invención. Tato nos deja la locomotora con toda su potencia para que en sus vagones en su maquinaria en sus rieles sin fronteras, podamos injertarnos en su existencia y rizomar con aquel cuerpo que tuvimos cerca. Norman Briski


Sobre Tato:

Eduardo Pavlovsky (Buenos Aires, 1933-2015) se desempeñó como dra­ma­turgo, actor, médico y psicodra­matista. Además de su labor como actor, Pavlovsky escribió más de veinte piezas teatrales fundamentales en la historia de la escena nacional de las últimas cinco décadas: Somos (1962), La espera trágica (1962), Robot (1966), La cacería (1970), La mueca (1971), El señor Galíndez (1973), Telarañas (1977), Cámara lenta (1981), El señor Laforgue (1983), Potestad (1985), Pablo (1987), Paso de dos (1990), El Cardenal (1992), Rojos globos rojos (1994), Poroto (1996/1998), Textos balbuceantes (1999), La muerte de Marguerite Duras (2000), Pequeño detalle (2000), Volumnia/La gran marcha (2002/2003), Imperceptible (2003), Análisis en París (2003), Variaciones Meyerhold (2004/2005), Solo brumas (2005) y Asuntos pendientes (2013), entre otras. Actuó en numerosas películas: Los herederos (1970), Heroína (1972), Los chicos de la guerra (1984), Cuarteles de invierno (1984), Tangos, el exilio de Gardel (1985), Miss Mary (1986) y La nube (1998), son sólo algunas de ellas. El 15 de abril de 2015, la Legislatura porteña lo declaró Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

En fin y otros textos inconclusos de Tato Pavlovsky

$1.250,00

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

Tato, En fin…, también su fin hace que nos deje un territorio fértil para lo distinto, lo adverso, para la contingen­cia, para la causa, la singularidad, para la invención. Tato nos deja la locomotora con toda su potencia para que en sus vagones en su maquinaria en sus rieles sin fronteras, podamos injertarnos en su existencia y rizomar con aquel cuerpo que tuvimos cerca. Norman Briski


Sobre Tato:

Eduardo Pavlovsky (Buenos Aires, 1933-2015) se desempeñó como dra­ma­turgo, actor, médico y psicodra­matista. Además de su labor como actor, Pavlovsky escribió más de veinte piezas teatrales fundamentales en la historia de la escena nacional de las últimas cinco décadas: Somos (1962), La espera trágica (1962), Robot (1966), La cacería (1970), La mueca (1971), El señor Galíndez (1973), Telarañas (1977), Cámara lenta (1981), El señor Laforgue (1983), Potestad (1985), Pablo (1987), Paso de dos (1990), El Cardenal (1992), Rojos globos rojos (1994), Poroto (1996/1998), Textos balbuceantes (1999), La muerte de Marguerite Duras (2000), Pequeño detalle (2000), Volumnia/La gran marcha (2002/2003), Imperceptible (2003), Análisis en París (2003), Variaciones Meyerhold (2004/2005), Solo brumas (2005) y Asuntos pendientes (2013), entre otras. Actuó en numerosas películas: Los herederos (1970), Heroína (1972), Los chicos de la guerra (1984), Cuarteles de invierno (1984), Tangos, el exilio de Gardel (1985), Miss Mary (1986) y La nube (1998), son sólo algunas de ellas. El 15 de abril de 2015, la Legislatura porteña lo declaró Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

Mi carrito