Este libro recoge la obra de teatro Evel Knievel contra Macbeth na terra do finado Humberto, de Rodrigo García y los elementos que formaron parte de la constelación de su creación. Bocetos, dibujos, anotaciones, imágenes, y reflexiones reflejan un proceso de trabajo a través del cual el artista ha viajado para componer una pieza que da –como dice Alejandro Tantanián—, “un paso más allá de toda su obra previa”. Sus cuadernos de artista dan cuenta no sólo de ese recorrido, sino también de lo que descarta en ese tránsito. Como si fuera posible, el libro propone un dispositivo de mirada que intenta asomarse al inenarrable collage de la experiencia del artista y su vínculo con esa materialidad en estado puro.

“A partir de este texto, a partir de este espectáculo, García se muestra con claridad como aquello que siempre fue y que muchos negaron o afirmaron de manera fanática (una otra forma de negar cuando la marea baja). Un creador insoslayable del teatro de occidente: un poeta inmenso que supo construir un laboratorio de imaginación social único en su especie.

Evel Knievel… celebra esa diferencia y coloca a Rodrigo García en el lugar de aquellos creadores que no tienen que agradar o desagradar a nadie más. Son. Y punto.” Alejandro Tantanián

Evel Knievel contra Macbeth na terra do finado Humberto de Rodrigo García

$860,00

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

Este libro recoge la obra de teatro Evel Knievel contra Macbeth na terra do finado Humberto, de Rodrigo García y los elementos que formaron parte de la constelación de su creación. Bocetos, dibujos, anotaciones, imágenes, y reflexiones reflejan un proceso de trabajo a través del cual el artista ha viajado para componer una pieza que da –como dice Alejandro Tantanián—, “un paso más allá de toda su obra previa”. Sus cuadernos de artista dan cuenta no sólo de ese recorrido, sino también de lo que descarta en ese tránsito. Como si fuera posible, el libro propone un dispositivo de mirada que intenta asomarse al inenarrable collage de la experiencia del artista y su vínculo con esa materialidad en estado puro.

“A partir de este texto, a partir de este espectáculo, García se muestra con claridad como aquello que siempre fue y que muchos negaron o afirmaron de manera fanática (una otra forma de negar cuando la marea baja). Un creador insoslayable del teatro de occidente: un poeta inmenso que supo construir un laboratorio de imaginación social único en su especie.

Evel Knievel… celebra esa diferencia y coloca a Rodrigo García en el lugar de aquellos creadores que no tienen que agradar o desagradar a nadie más. Son. Y punto.” Alejandro Tantanián

Mi carrito