En 1932 comienza el ciclo de diez comedias musicales porteñas con libros de Ivo Pelay y música de Francisco Canaro, que se extiende en continuidad hasta 1946 -incluyendo la reposición ese año de La canción de los barrios- y presenta un estreno más en 1957; en 1961 Canaro repone tres de esas piezas en homenaje a Ivo Pelay. La canción de los barrios, elegida por Argentores para integrar sus clásicos, es la segunda comedia musical de la serie, estrenada en el teatro Sarmiento de la actual calle Juan D. Perón 1040, demolido en 1937 por la apertura de la Avenida 9 de Julio. Los autores son ya reconocidos en el teatro y en la música cuando se inicia su largo trabajo en colaboración. En la pieza, una historia de amores frustrados, se alterna el contrapunto de personajes cómicos y dramáticos, y las escenas en distintos barrios de la ciudad. La combinación en esta serie de comedias musicales de espectacularidad, contrastes cómico-dramáticos, música popular porteña, temas cotidianos atrae al público que apoya estas piezas y en ellas se siente protagonista con sus alegrías y decepciones. Beatriz Seibel

La canción de los barrios de Ivo Pelay

$590,00

10% de descuento pagando por transferencia bancaria

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

En 1932 comienza el ciclo de diez comedias musicales porteñas con libros de Ivo Pelay y música de Francisco Canaro, que se extiende en continuidad hasta 1946 -incluyendo la reposición ese año de La canción de los barrios- y presenta un estreno más en 1957; en 1961 Canaro repone tres de esas piezas en homenaje a Ivo Pelay. La canción de los barrios, elegida por Argentores para integrar sus clásicos, es la segunda comedia musical de la serie, estrenada en el teatro Sarmiento de la actual calle Juan D. Perón 1040, demolido en 1937 por la apertura de la Avenida 9 de Julio. Los autores son ya reconocidos en el teatro y en la música cuando se inicia su largo trabajo en colaboración. En la pieza, una historia de amores frustrados, se alterna el contrapunto de personajes cómicos y dramáticos, y las escenas en distintos barrios de la ciudad. La combinación en esta serie de comedias musicales de espectacularidad, contrastes cómico-dramáticos, música popular porteña, temas cotidianos atrae al público que apoya estas piezas y en ellas se siente protagonista con sus alegrías y decepciones. Beatriz Seibel

Mi carrito