Teatro por la identidad surgió en el año 2000 como una forma más de la lucha de Abuelas de Plaza de Mayo en busca de sus nietos y representó un cambio en la estrategia de la institución para llegar a los jóvenes con dudas sobre su identidad. Nacido como un proyecto que -como dice Abel Madariaga, uno de sus mentores, en un testimonio incluido en la presente edición- se pensó que "iba a comenzar y terminar", su amplia y sorprendente repercusión, incluso fuera del circuito teatral de Buenos Aires, impuso su continuidad. Muchos actores, directores, y gente ligada a los distintos ámbitos del teatro se sumaron a la propuesta primero como espectadores y luego como integrantes, dándole al ciclo la relevancia que hasta el día de hoy mantiene. La presente edición reúne un conjunto de piezas teatrales, algunas de ellas consagradas por el público, que formaron parte de distintos ciclos de "Teatro por la identidad" y que abordan la problemática como tema común a partir de planteos diversos y estéticas diferentes. Componen este volumen: El archivista de Héctor Levy-Daniel, Monóllogo para una actriz de Bruno Luciani, El espejo de Mónica Felippa, Vagamente familiar de Carlos Balmaceda, D.N.Y? de Franco Verdoia, Crónica de Indias de Amancay Espíndola y Araceli Arreche, Los trenes siempre están llegando... de Mónica Ogando, Cuánto vale una heladera de Claudia Piñeiro, Mi hijo tiene ojos celestes de Mariana Eva Pérez, El señor Martín de Gastón Cerana, Mi nombre es... de Anabella Valencia Aguaviva de Carolina Balbi y El nombre de Griselda Gambaro. La Introducción, con el testimonio de Abel Madariaga, sitúa Teatro por la identidad en su contexto y aporta elementos históricos de la experiencia. El Póslogo, a cargo de la profesora Alma Maritano, indaga en la relación entre el hecho teatral, la política y la identidad y analiza la vinculación entre "Teatro por la identidad" y el teatro popular. Las Propuestas de trabajo incitan a una lectura creativa de las obras y contribuyen a la aproximación de los alumnos a la fascinante tarea de la puesta en escena.




Teatro por la identidad de Gambaro, Cerana y otros

$495,00

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

Teatro por la identidad surgió en el año 2000 como una forma más de la lucha de Abuelas de Plaza de Mayo en busca de sus nietos y representó un cambio en la estrategia de la institución para llegar a los jóvenes con dudas sobre su identidad. Nacido como un proyecto que -como dice Abel Madariaga, uno de sus mentores, en un testimonio incluido en la presente edición- se pensó que "iba a comenzar y terminar", su amplia y sorprendente repercusión, incluso fuera del circuito teatral de Buenos Aires, impuso su continuidad. Muchos actores, directores, y gente ligada a los distintos ámbitos del teatro se sumaron a la propuesta primero como espectadores y luego como integrantes, dándole al ciclo la relevancia que hasta el día de hoy mantiene. La presente edición reúne un conjunto de piezas teatrales, algunas de ellas consagradas por el público, que formaron parte de distintos ciclos de "Teatro por la identidad" y que abordan la problemática como tema común a partir de planteos diversos y estéticas diferentes. Componen este volumen: El archivista de Héctor Levy-Daniel, Monóllogo para una actriz de Bruno Luciani, El espejo de Mónica Felippa, Vagamente familiar de Carlos Balmaceda, D.N.Y? de Franco Verdoia, Crónica de Indias de Amancay Espíndola y Araceli Arreche, Los trenes siempre están llegando... de Mónica Ogando, Cuánto vale una heladera de Claudia Piñeiro, Mi hijo tiene ojos celestes de Mariana Eva Pérez, El señor Martín de Gastón Cerana, Mi nombre es... de Anabella Valencia Aguaviva de Carolina Balbi y El nombre de Griselda Gambaro. La Introducción, con el testimonio de Abel Madariaga, sitúa Teatro por la identidad en su contexto y aporta elementos históricos de la experiencia. El Póslogo, a cargo de la profesora Alma Maritano, indaga en la relación entre el hecho teatral, la política y la identidad y analiza la vinculación entre "Teatro por la identidad" y el teatro popular. Las Propuestas de trabajo incitan a una lectura creativa de las obras y contribuyen a la aproximación de los alumnos a la fascinante tarea de la puesta en escena.




Mi carrito