Vsevolod Meyerhold inició su actividad teatral como actor en el Teatro de Arte de Moscú, que dirigía Stanislavsky. Pero pronto, discrepando del naturalismo y el realismo psicológico, abandona la compañía.

Independizado totalmente, Meyerhold llegó a ser el primer director teatral en un sentido moderno. Su labor renovadora alcanzó todas las facetas teatrales: cambió la disposición de la sala alterando las relaciones actor-público; experimentó en la escenografía, yendo de las más sutiles estilizaciones al constructivismo; fundó estudios y talleres para la formación del actor, intentando sacarlo del anquilosamiento del teatro burgués y aristocrático del siglo XIX y llevarlo a la máxima expresividad requerida por el actor moderno; modificó el espacio escénico, incorporó las enseñanzas del teatro Nô japonés y del teatro chino; intentó la utilización de elementos del music-hall, del circo y del cine (fue precursor del happening); experimentó con el ritmo musical y el movimiento de los actores. Todas sus investigaciones conducían a un solo objetivo: devolver al teatro su teatralidad, su convencionalidad.

En los textos aquí presentados se han recogido sus principales aportaciones y el fruto de sus investigaciones. 

Teoría teatral de Vsevolod Meyerhold

$3.300,00

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

Vsevolod Meyerhold inició su actividad teatral como actor en el Teatro de Arte de Moscú, que dirigía Stanislavsky. Pero pronto, discrepando del naturalismo y el realismo psicológico, abandona la compañía.

Independizado totalmente, Meyerhold llegó a ser el primer director teatral en un sentido moderno. Su labor renovadora alcanzó todas las facetas teatrales: cambió la disposición de la sala alterando las relaciones actor-público; experimentó en la escenografía, yendo de las más sutiles estilizaciones al constructivismo; fundó estudios y talleres para la formación del actor, intentando sacarlo del anquilosamiento del teatro burgués y aristocrático del siglo XIX y llevarlo a la máxima expresividad requerida por el actor moderno; modificó el espacio escénico, incorporó las enseñanzas del teatro Nô japonés y del teatro chino; intentó la utilización de elementos del music-hall, del circo y del cine (fue precursor del happening); experimentó con el ritmo musical y el movimiento de los actores. Todas sus investigaciones conducían a un solo objetivo: devolver al teatro su teatralidad, su convencionalidad.

En los textos aquí presentados se han recogido sus principales aportaciones y el fruto de sus investigaciones. 

Mi carrito